Trappistes Rochefort Triple Extra. La Abadía de Notre-Dame de Saint-Rémy sorprende con una nueva cerveza después de 65 años.

La Abadía de Notre-Dame de Saint-Rémy, también conocida como el Monasterio Trapense de Rochefort, fue fundada en 1230 en la provincia de Namur, región de Valonia, Bélgica. Es uno de los 14 monasterios trapenses de todo el mundo que elaboran cerveza. Sus cervezas están protegidas por la Unesco, desde que en 2016 la cerveza belga se declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Sus bebidas gozan de gran fama en el mundo cervecero y sus vecinos belgas sienten orgullo por ellas. Su primera fábrica de cerveza se inauguró por el año 1595 y empezaron a comercializar sus productos desde 1952. Entre sus variedades se encuentran la Trappistes Rochefort 6, Trappistes Rochefort 8 y Trappistes Rochefort 10. Durante 65 años estas han sido sus únicas elaboraciones, hasta ahora.

Índice

    La nueva cerveza trapense

    El Monasterio Trapense de Rochefort ha lanzado en octubre de 2020 la nueva cerveza Trappistes Rochefort Triple Extra, después de 65 años sin haber sacado ninguna novedad. Gumer Santos, ingeniero responsable de la calidad de la planta cervecera, ha declarado:

    “En junio de 1920, la abadía de Saint-Remy elaboró la cerveza Strong Blonde Ale Extra. Su producción duró hasta 1923. Durante varios años, la cervecería ha estado pensando en producir una cerveza estilo Belgian Tripel basada en aquella cerveza de la época. Hemos optado por lanzarla en 2020, cien años después”.

    Efectivamente se trata de una cerveza dorada estilo Belgian Tripel, de 8,1% de volumen de alcohol, con notas cítricas afrutadas y toques especiados, que recomiendan servir entre 6 y 9 °C. La producción por ahora será limitada, esperando a las reseñas de los consumidores y con la idea de hacer algunos ajustes para mejorar la receta. Posteriormente, se decidirá si la producción continuará. Hasta el momento, el nuevo lanzamiento ha causado furor en Bélgica y la cerveza está recibiendo buenas críticas.

    Monasterios Trapenses

    La dirección de la producción de las cervezas trapenses de todo el mundo corre a cargo de los monjes de sus correspondientes monasterios. Son miembros de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, conocida como la Orden de la Trapa. Se trata de una orden monástica católica, que se rige por la regla de San Benito, conocida como Regula Sancti Benedicti, cuyo principal mandato es ora et labora (reza y trabaja) y dando una especial atención a la regulación del horario.

    Los productos trapenses pueden beneficiarse de la etiqueta Trappiste® si la abadía cumple con las siguientes normas:

    1. Los productos deben ser fabricados dentro del entorno inmediato de la abadía.
    2. La producción debe efectuarse bajo la supervisión de los monjes o las monjas.
    3. Los ingresos deben ser destinados a las necesidades de la comunidad monástica, a la solidaridad en el seno de la Orden Trapense, a proyectos de desarrollo y a obras de caridad.

    Las únicas cervezas trapenses que no cuentan con esta etiqueta son la cerveza Cardeña, de la Abadía de San Pedro de Cardeña en España, y la cerveza Mont des Cats, de la Abadía del mismo nombre en Francia, debido a que ambas cervezas se elaboran fuera de los límites de las abadías.

    Enlaces de compra:


    Licencia Creative Commons
    Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

    es_ESES